Comentarios a la obra de Idries Shah:

Mi sincero agradecimiento a mi querido compatriota y amigo, el Arif Sayed Idries Shah, que ha escrito y publicado muchos libros valiosos en varios campos del conocimiento. Se debe apreciar en especial sus brillantes e importantes servicios al revelar las inspiraciones celestiales y pensamientos internos de los grandes sufis y maestros del Islam: ahora más que nunca los Hijos de la Humanidad necesitan la luz y guía en esta sociedad actual, donde le materialismo cada vez prevalece más sobre la espiritualidad.

Khalilullah Khalili

Sufi y poeta laureado de Afganistán.

Idries Shah, exponente contemporáneo del pensamiento y actividad sufi, nos ha permitido entrar en la ilimitada área de experiencia espiritual de los sabios sufis… Occidente había considerado hasta ahora el sufismo como un culto de místicos panteístas. En realidad no hay “misticismo” en el sufismo. Es una palabra que desorienta al aplicarla a la sabiduría práctica que los filósofos sufis han entresacado de la experiencia cotidiana. Idries Shah pone esta sabiduría ante Occidente de un modo que ayuda a que profundice cada vez más en la mente occidental.

Honorable Mohammed Hidayatullah

Fiscal General de la India y Presidente en funciones (1969) de la República.

Existe una tendencia cada vez más marcada en el mundo occidental a adoptar extravagantes creencias religiosas procedentes de fuentes orientales, fenómeno en general llamado “guruismo”, ya que tales creencias se atribuyen habitualmente a algún “maestro”. Miles de personas siguen ahora estos cultos y su proliferación y ridiculez han generado preocupación entre pensadores genuinos. Es por ello de la mayor importancia comprender que Idries Shah está seleccionando y publicando materiales genuinos y de gran mérito literario, y que durante años ha luchado contra las fantasías y ridiculeces del “guruismo”. Es bueno contar en Occidente con un representante activo del pensamiento oriental, cuya mente está libre de tales absurdos, y que posee el suficiente calibre intelectual para ser capaz de comunicarse con eruditos, profesionales de la literatura, y obtener su respeto. Del mismo modo que la falsa moneda puede sustituir a la verdadera, así las imitaciones baratas pueden rebajar la verdadera espiritualidad.

La especulación metafísica y oculta, así como el adiestramiento moral, están incompletos sin una base estable de material genuino procedente de esta tradición. Shah ha comenzado por poner a disposición en los lenguajes occidentales materiales que permitirán a los estudiantes comprender la cultura y filosofía islámica. Ha hecho esto introduciendo los materiales de un modo apropiado para los occidentales, armonizando estos materiales con los patrones de pensamiento y tradiciones de Occidente.

Ishtiaq Husain Qureshi

Historiador. Ministro de Educación de Pakistán. Profesor en la Universidad de Columbia. Vicerrector de la Universidad de Karachi.

Una nueva aparición sufi siempre ocurre dentro de los términos de la cultura anfitriona, nunca es un elemento exótico; florece, actúa y muere, dejando atrás “cortezas” Estas formas muertas se apilan como desechos en todas las culturas y son las que las personas ven en primer lugar. A menudo Shah ha dicho que la principal dificultad al enseñar es evitar que el material se convierta en un sistema, otro rígido marco de ideas más, o un culto. Esto ocurrirá a su debido tiempo, siempre ocurre. Mientras tanto aquí tenemos el elemento real, vivo y lleno de jugo y energía.

Doris Lessing

Escritora. Premio Príncipe de Asturias.

Personas desequilibradas y esotéricos obsesivos son candidatos muy pobres para el estudio sufi, ya que el sufismo no se puede injertar en una base inapropiada. El sufismo surge donde termina la terapia .

El sufismo se adhiere al dicho: “Existe en el mundo, pero no seas de él”. Esto significa que sólo gente integrada socialmente pueden beneficiarse del sufismo, y que el sufismo actúa dentro del mundo, en nuestra propia comunidad. Puedes vivir una vida aparentemente normal y sin embargo estar íntimamente implicado con el sufismo. Los sufis pueden estar en cualquier parte –en tu propia comunidad- pero su esencia interna es invisible excepto para otros sufis; por lo tanto el médico, el cartero, una ama de casa, tu vecino de portal puede ser un sufi. Existir en el mundo pero no pertenecer a él también implica que puedes funcionar en el mundo sin sentirte identificado con él.

Stuart Litvak

Psicólogo, escritor. Seeking Wisdom

Idries Shah permite comprobar una vez más esa cualidad esencial de los cuentos sufis: la de ser capaces de acompañar nuestras transiciones acortando distancias entre nuestras vivencias y nuestras teorías; una forma de ver y de entender el mundo desde una luz nueva, desde un ángulo diferente.

Jorge Bucay

Psicólogo, escritor. Buenos Aires